Principal Opinion Cartas al director Cartas al director: ¿Y ahora qué?

Cartas al director: ¿Y ahora qué?

1640
0

ahoragetafe

Las elecciones municipales en Getafe han dejado un resultado incierto pero un mensaje claro de renovación democrática. A pesar del enorme esfuerzo económico y propagandístico los partidos del bipartito no han frenado su caída. El PP que ha ocultado sus siglas realizando una costosisima campaña en torno a su candidato ha perdido 9.667 votos y 3 concejales. Por su parte el bloque del gobierno anterior PSOE-IU ha perdido 9.337 votos (2.847 PSOE y 6.497 IU) y 4 concejales (1 y 3 respectivamente). En el caso del PSOE el número de votos en el ámbito municipal ha sido menor que en el ámbito autonómico (2.282 votos). Desafección entre sus votantes con el proyecto municipal que ya se manifestó en las anteriores elecciones.

Ante este panorama de caída libre de lo que viene denominándose «vieja política» irrumpen con fuerza Ahora Getafe (20.647 votos y 7 concejales) convertida en tercera fuerza y discretamente Ciudadanos (7.081 votos y 2 concejales) que ocupa el espacio de UpyD. A pesar de la enorme diferencia en el coste de su campaña electoral Ahora Getafe se ha quedado a solo 1.500 votos de quitarle un concejal al PP y provocar un triple empate con el PP y el PSOE. El resultado final ha sido 9 (PP), 8 (PSOE), 7 (Ahora Getafe), 2 (Ciudadanos) y 1 (Izquierda Unida). Ninguno de los pactos previsibles, PP-Ciudadanos (11), PSOE-IU (8), sirven para asegurar la mayoría necesaria (14 concejales) para investir como alcalde de ninguno de los candidatos. De las tres principales fuerzas de nuestro pueblo solo puede gobernar una con el apoyo en la investidura de otra (explícito en el caso de Ahora Getafe o PSOE, tácito en el caso del PP en tanto que lista con más concejales de las tres). Ahora Getafe se ha convertido por tanto en llave o cerrojo del próximo gobierno municipal. Ciudadanos e Izquierda Unida quedan como mero adorno de cualquier escenario.

Sobre la mesa hay varias tesis «Anti» que trascienden al escenario municipal.

Pacto «Anti Podemos»
Desde sectores del PP, los que trajeron a Soler a Getafe, se está promoviendo un pacto con el PSOE para evitar a toda costa que las listas identificadas con Podemos accedan a las instituciones. En el caso de Andalucía es ya una realidad en marcha. En el PSOE hay oídos receptivos a esta tesis. Su puesta en marcha depende de la cúpula de ambas formaciones.

Pacto «Anti PP»
Desde sectores del PSOE y Ahora Getafe se promueve el desalojo del PP como prioridad dejando en un segundo plano las condiciones o líneas rojas de dicho acuerdo. Las propuestas para dicho acuerdo son de lo más variopinto. En la parte de Ahora Getafe se habla de líneas rojas que obliguen al PSOE a girar 180º en sus políticas. Se proponen como líneas de acuerdo el rescate ciudadano, la bajada de sueldos a todos los políticos, ruptura institucional con los bancos que desahucien, bloqueo de los planes urbanístico-especulativos, democratización del Ayuntamiento (Ley de grandes ciudades, participación ciudadana, presupuestos participativos), reducción de cargos de confianza, auditoría pública… pero la premisa del desalojo del PP limita su fuerza para imponer dicho cambio. Tanto “a priori” como en caso de incumplimiento de los acuerdos. El hecho de que rija la Ley de Grandes Ciudades en Getafe extingue cualquier oposición en el pleno, como hemos podido observar en la legislatura que termina. La única opción en caso de incumplimiento de los acuerdos que se firmaran sería la moción de censura junto al PP que la propia lógica de esta tesis niega.
En estas circunstancias los concejales de Ahora Getafe no participarían en dicho gobierno municipal tal y como ha dicho por activa y por pasiva Podemos. La no participación en gobiernos del PSOE es otra línea, en este caso, morada a tener en cuenta.

Pacto «Anticorrupción» y rescate ciudadano.
Por encima del eje izquierda-derecha se plantea la puesta en marcha de la regeneración democrática. Tanto en el PP (Púnica) como en el PSOE (Aparcamientos, Jeromín) hay imputables por corrupción incluidas sus respectivos alcaldables. El calendario juega en su contra y quizás a la lectura de esta humilde opinión alguno de ellos ya ha pasado de imputable a imputado. En el caso de Sara Hernández se da la circunstancia de que incumple su propio código ético. En esta tesis se propondría la salida inmediata como condición necesaria para la regeneración democrática de dichos imputables/imputadas y quien incumple su propio código ético como primer punto de lo que sí serían líneas rojas. En la propia lógica de la propuesta está que en principio tanto el PP como el PSOE podrían asumir dichas condiciones dado que, aunque el programa del PSOE es más parecido al de Ahora Getafe, la práctica de PP-PSOE ha sido muy similar. En este sentido hay que destacar que las normas que han permitido el gobierno despótico del PP en la última legislatura a pesar de estar en minoría fueron aprobadas por el gobierno IU-PSOE (Ley de grandes ciudades, Ordenanza de medio ambiente…).

Una cuarta tesis sería la proclamación de la candidata Vanesa Lillo como alcaldesa como única candidata libre de toda sospecha de corrupción para encabezar la regeneración democrática quedando fuera del gobierno municipal los imputables/imputados. Esta opción cobraría fuerza en el caso de que ningún partido aceptara el pacto anticorrupción ya que también serviría a quienes priorizan la salida del PP del gobierno municipal.

Pero… ¿qué es lo que quieren los 20.647 votantes de Ahora Getafe? Viendo los resultados se podría suponer que casi la mitad de los votantes de Ahora Getafe votaron en las anteriores elecciones a PSOE-IU (-9.337). ¿Sabemos qué quieren esos votantes? Se podria decir que son votantes receptivos al pacto «AntiPP» pero ya se sabe lo que se dice de la fe del converso. Nada nos asegura que no sean los más reacios a una investidura de quien fue la primera teniente de alcalde del bloque al que han manifestado su rechazo con su voto. De hecho fue la alcaldesa en funciones en el caso aparcamientos por la que está imputada Cristina González, sentada en la mesa de diálogos representando al PSOE de Getafe.

La consulta ciudadana es el único mecanismo que puede poner en marcha Ahora Getafe para saber cuál es la prioridad de sus votantes en particular y de los y las getafenses en general. Además es una puesta en práctica de las nuevas formas de hacer política y mandar obedeciendo. Frente a la delegación y la pasividad tras las elecciones se pone en marcha la lógica de la participación y la proactividad. No es la hora de ver qué hace Ahora Getafe, es la hora de decirle a Ahora Getafe lo que queremos que haga. Es la hora de la Gente, no de «salvadores», vanguardias o intérpretes de la voluntad popular.

CDE

DEJAR UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.