Principal sin categoria El Balneario-SPA Municipal hace aguas

El Balneario-SPA Municipal hace aguas

792
0
Infografía del Balneario-Spa Municipal
Infografía del Balneario-Spa Municipal

Tras la adjudicación a la empresa ganadora del concurso, ocurrida el pasado mes de abril, el proyecto se encuentra paralizado y con indicios de suprimirse de forma definitiva

Uno de los proyectos estrella del anterior gobierno municipal parece estar destinado a perderse entre los papeles de un cajón. El Balneario-SPA municipal, ideado para construirse en el barrio de El Bercial, se encuentra bloqueado tras el cambio de gobierno que trajeron las urnas el 22 de mayo del 2011 y con serios indicios de paralizarse de manera definitiva.
Este equipamiento deportivo, cuyo presupuesto alcanza más de trece millones de euros, estaría dotado de centro deportivo y balneario urbano, pistas de pádel, un nuevo campo de futbol de hierba artificial, pista de atletismo, nuevos vestuarios y pistas polideportivas. Una gran parte de la inversión correría a cargo de la empresa adjudicataria de la explotación de la instalación (cuyo contrato tiene una duración de 38 años prorrogables). Así, SIDECU S.L (la empresa adjudicataria) debería aportar más de ocho millones de euros (8.666.820€ más IVA) y el Ayuntamiento de Getafe el resto (4.905.712€ más IVA) a la finalización de las obras, que se estiman sean terminadas en 16 meses. Éste es uno de los escollos por los que el nuevo gobierno municipal no quiere impulsar la puesta en marcha de este equipamiento deportivo.
El proyecto contempla como mejoras 6 pistas de pádel, una pista de running y una clínica de fisioterapia y estética.
Los problemas comienzan cuando el anterior equipo de gobierno entiende que, un equipamiento deportivo provisto solo con piscinas “se quedaba cojo”, según afirma Ángel Bustos, anterior concejal de deportes del gobierno socialista.

 

 

El proyecto tiene un coste total de más de trece millones y medio de euros (13.572.532€) más IVA. Estaría construido en 16 meses

Por esa razón, se encargan unas mejoras al proyecto, consistentes en unos nuevos vestuarios, un nuevo campo de futbol de hierba artificial, un polideportivo cubierto con gradas y varias pistas polideportivas al aire libre, que valora para su construcción en casi 5 millones de euros. Además, para el control y la conservación de la zona (con personal laboral contratado ajeno al propio Ayuntamiento) y tener uso exclusivo del conjunto de estas dotaciones, el Ayuntamiento está obligado a pagar un canon anual de 200.000€ más IVA por el uso exclusivo del campo de fútbol, vestuarios y pistas polideportivas. En esta cantidad, se incluyen los sueldos del personal que la mantiene. De nuevo, nos encontramos con otro de los puntos que el nuevo equipo de gobierno no quiere llevar adelante, considerando esta cantidad desorbitada. El nuevo responsable municipal de deportes, Pablo Martínez, es claro en este asunto: “que a una empresa se le ceda suelo público para llevar a cabo la prestación de un negocio, debería ser suficiente pago como para además tener que pagar un canon fijo anual, que por otra parte, en otros lugares donde existen explotaciones similares es de 30.000 euros o 50.000 euros como mucho”. Además, existen otros escollos, como “las reparaciones a realizar en el polideportivo de Juan de la Cierva (y pabellón M4), las cuales cuantificábamos en un millón de euros, pero que finalmente alcanzan los cuatro millones de euros. Y queremos priorizar aquella instalación para terminarla”, explica Pablo Martínez, al que tampoco le “acaba de gustar y convencer este equipamiento añadido, como el pabellón cubierto”.

 

Sin embargo, el anterior responsable municipal de deportes, Ángel Bustos, no es de la misma opinión, considerando que el Ayuntamiento, de asumir como propia esa parte añadida al proyecto, “tendría que destinar una partida económica mucho más elevada, solo en coste de personal con salarios y cargas sociales, así como gastos de suministros -agua y luz- que corren por cuenta de la empresa. Hacer un equipamiento -a medias- no soluciona las deficiencias de dotaciones deportivas que el barrio necesita”.
Existen, según Bustos, varias clausulas en el contrato que permiten al Ayuntamiento obtener rebajas en el canon anual, reducción en el precio de las tarifas de los usuarios/as o incluso en mejoras de las instalaciones – como pudiera ser, por ejemplo, la renovación en menor tiempo de las máquinas del gimnasio – siempre y cuando “la empresa obtenga una cierta cantidad de beneficios”.

El pabellón polideportivo cubierto y el canon anual que ha de pagar el Ayuntamiento a la empresa, son los principales rechazos al proyecto del actual gobierno municipal

Mientras tanto, la empresa adjudicataria espera noticias del Ayuntamiento de Getafe y reconoce que están dispuestos a invertir en el equipamiento su parte económica correspondiente “porque para eso se presentó al concurso”, declaran desde la empresa, siempre y cuando “el Ayuntamiento de Getafe dé garantías de que va a asumir su parte económica”.
El concejal de deportes, Pablo Martínez, no lo tiene tan claro “puede ser que la empresa tenga miedo de no cobrar porque la crisis ha hecho que los Ayuntamientos tengan dificultades de pago, así que piden el dinero por adelantado, lo cual no está recogido en el contrato, donde figura que el Ayuntamiento tendría que pagar a la finalización de las obras”.

La confirmación del rechazo a este proyecto viene en el presupuesto municipal para el año 2012, en el que no se contempla ninguna inversión en El Bercial, ni mucho menos un equipamiento deportivo de este tipo. La inversión dedicada a deporte para el año que viene es de cuatro millones de euros.
Lo que sí reconoce el actual concejal de deportes es en la necesidad de dotar al barrio de equipamiento deportivo y hacer obras de mejora en los existentes, como desde hace tiempo vienen reclamando las entidades sociales del barrio, y de forma particular la Asociación Vecinal “Nuevo Bercial – NUBER”, que en una reciente entrevista con el concejal, le trasladó la urgencia en acometer obras de mejora en los vestuarios y pistas deportivas existentes, así como de la construcción de nuevos elementos deportivos, arrancándole la promesa de que, aunque el Balneario-SPA municipal no se ejecute definitivamente, sí se construirían varias pistas deportivas y se harían unos vestuarios nuevos.

Lo que no ha prometido es cuándo.